Diferentes formas de nombrar a las personas con discapacidad: significados

Leyendo el Manual Intructivo para Accesibilidad de las Personas con Discapacidad, me encontré una sección donde se habla sobre el “termino” adecuado para referirnos a las personas que por alguna u otra razón presentan o viven algún tipo de “discapacidad”

El cómo referirnos a las distintas personas con las cuales convivimos en nuestra sociedad, es de suma importancia, ya que será un factor que asentará las bases del “respeto” que cada persona merece, como integrante de este lugar donde debemos convivir en paz y tranquilidad, con ese toque especial de inclusión, que deja al lado, términos que puedan llevar a la discriminación en algún momento.
 
Para ello es bueno saber:
 
¿Cuál es el término adecuado para referirnos a las distintas personas que viven con discapacidad?
 
Utilizar el término “Persona con Discapacidad”, hasta ahora es la palabra más humanista. Se refiere a la persona que presenta alguna limitación para el desarrollo de distintas actividades pero que posee capacidades distintas.
 
Suele suceder que el lenguaje que empleamos puede expresar, voluntaria e involuntariamente, respeto o discriminación, por ejemplo: si utilizamos la palabra “Discapacitado”, estamos definiendo a un ser por su problema, pero, al decir “Persona con Discapacidad”, rescatamos la condición humana sin desconocer las dificultades del individuo.
 
Dentro de nuestra sociedad es muy frecuente escuchar términos como: lisiado, defectuoso, incapacitado, inválido, cieguito, mochito, patuleco, enfermo mental, anormal, entre otros. Sí, ésta es una realidad que puedes encontrarte a menudo.
 
Podemos revisar a continuación los significados de cada uno de estos calificativos.
 
Lisiado: Este término se usó después de la Primera Guerra Mundial para referirse a aquellos que habían vuelto a casa con lesiones permanentes, especialmente amputaciones e imposibilidad de caminar.
 
Defectuoso: Es un concepto muy ambiguo pues la belleza es muy ambigua y depende de la sociedad en referencia. Para algunas culturas ser demasiado blanco, obeso o de piel oscura puede ser considerado un defecto, sin embargo, generalmente a los individuos con algún tipo de discapacidad se les señala con este término.
 
Incapacitado: Se refiere a un individuo sin capacidad.
 
Inválido: Siginifica sin valor. Así fueron consideradas las personas con discapacidad desde la antigüedad hasta finales de la Segunda Guerra Mundial y aún hoy son muchas las veces que se les identifica con esta palabra.
 
Cieguito: Este disminutivo denota que el ciego no es considerado una persona completa. Específicamente se diferencia entre personas con discapacidad visual parcial (baja visión o visión subanormal) y ceguera (cuando la discapacidad visual es total). Las palabras correctas son ciego, persona ciega o persona con discapacidad visual. La palabra invidente tampoco se debe utilzar.
 
Enfermo mental: El término correcto es persona con discapacidad mental. Las palabras retrasado o mongólico entre otras son ofensivas.
 
Anormal: Fuera de lo normal. La condición de discapacidad que involucra a una persona no debe ser objeto de dicotomía como normal – anormal, que refuercen el rechazo u otros valores excluyentes.

Cabe destacar que estos vocablos fueron frecuentes en la década de los ochenta (80). A partir de 1981 y, por la influencia del Año Internacional de las Personas Discapacitadas, se comienza a usar por primera vez la expresión “Persona Deficiente”.
 
Deficiencia es el término usado para definir la ausencia de una estructura psíquica, fisiológica o anatómica. Este concepto fue aplicado por la Organización Mundial de Salud, para referirse a la condición que en algún momento podía presentar un individuo. De allí surge “Persona con Deficiencia”, el cual podía ser aplicado refiriéndose a cualquier persona que tuviera una deficiencia.
 
El término deficiente fue utilizado para denominar “Personas con Deficiencia” considerado por algunas ONGs y científicos sociales, llevando consigo una carga negativa despectiva de la persona, hecho que fue haciéndose cada vez más rechazado por los especialistas del área y en especial por los propios portadores.
 
Actualmente la palabra es considerada como inapropriada, y puede promover, según muchos estudiosos, el prejuicio en detrimento del respeto al valor integral de la persona.
 
Una evolución del término, que busca la integridad de estas personas y de la sociedad donde nos desenvolvemos, dio un resultado que en los últimos años empezara finalmente a utilizarse la expresión “Persona con Discapacidad”.
 
Así que hasta los momento el término correcto es “Persona con Discapacidad”, seguramente tendrá o viene teniendo modificaciones en pro de seguir evolucionaldo, con fines de una mayor integridad.
 
Para el análisis dejo la diferencia entre Deficiencia, Discapacidad y Minusvalía. Ya que estos tres términos no quieren decir lo mismo.
 
La Organización Mundial de la Salud se encargó de definir claramente cada una de estas palabras:
 
Deficiencia: Toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. Por ejemplo, la pérdida de la vista, la pérdida de la memoria o la pérdida de un miembro.
 
Discapacidad: Toda restricción o ausencia de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Por ejemplo, la perturbación en la capacidad de aprender o la dificultad para vestirse por sí mismo.
 
Minusvalía: Situación desventajosa para un individuo a consecuencia de una deficiencia o discapacidad que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso en función de la edad, sexo o factores sociales y culturales. Por ejemplo, la imposibilidad de conseguir empleo, la ausencia de relaciones sociales o los estados depresivos y de ansiedad frecuentes.
 
El Diccionario de la Real Academia Española, no es tan explícito y da unas definiciones más escuetas:
 
Deficiencia: Funcionamiento intelectual inferior a lo normal que se manifiesta desde la infancia y está asociado a desajustes en el comportamiento.
 
Discapacidad: Cualidad de discapacitado.
 
Minusvalía: (Del lat. minus, menos, y valía). Discapacidad física o mental de alguien por lesión congénita o adquirida.
 
Nota: Puedes darte cuenta que palabra menos indicada es "Minusvalía", cuando ves su origen (menos-valía) en lo particular existen menos ganas de utilizarla, entendiendo que todos tenemos un valor único (nadie es más o menos que otro).