Aquí te presentamos personas y proyectos que apuestan a la inclusión de las personas con discapacidad y que valen la pena exhibirse en nuestra “vidriera digital” de Por Igual +.

Liliana Villena: “El arte es un gran redentor del ser humano donde todo es posible”

Liliana Villena es una flamante mamá, esposa, actriz y docente. Tiene 49 años y 3 hijos (dos de panza y una del corazón). Si bien nació en San Juan, desde 1987 pisa firme el suelo cordobés, dejando huellas de risas, sueños, colores, desafíos, lágrimas y tantas cosas más que, con el arte, tiñe desde su rol de Directora Teatral del Elenco Desafiarte. Trabaja en teatro con niños y con jóvenes con discapacidad. Te invitamos a conocer su historia.

 

 

¿Dónde estudiaste teatro?

 

Soy actriz, egresada del Seminario de Teatro Jolie Libois (también cursé una post titulación de teatro en 2001 y otra de Psicología, ambas en la Universidad Nacional de Córdoba).

 

 

¿Cómo te diste cuenta de que querías ser actriz?

 

 

El teatro llegó a mí desde muy pequeña, a los ocho años, y desde ahí estamos juntos. El teatro para mí es un cuerpo en el espacio; en el presente, el teatro tiene esa dimensión de peligrosidad, de cuerda floja que es salir a escena. La adrenalina es también esa necesidad de comunicación, de entrega y de exposición frente a la mirada de los otros, un encuentro festivo de enorme responsabilidad con el presente y con la historia. El teatro es encuentro de miradas. Y esto nos invita a una nueva mirada para poder transformar y romper viejos esquemas y darle paso al encuentro con el otro, con lo que es, con su cuerpo.

 

 

¿Cómo vinculás el teatro con la discapacidad?

 

Desde hace veinte años trabajo el teatro en la educación especial (con la Fundación Desafiarte) y puedo decirte que son maravillosas las experiencias que he tenido y también los cambios que se logran, las capacidades que aparecen, las emociones que logran derribar grandes muros. El arte es un gran redentor del ser humano donde todo es posible. Todos debemos pasar por una experiencia artística y así darnos cuenta de que no somos los mismos cuando salimos.

 

 

¿Podrías relatarnos alguna anécdota de una experiencia vivida con tus alumnos?

 

Una anécdota de un día de función en el Pabellón Argentino de la Universidad Nacional de Córdoba: una integrante del Elenco Desafiarte, buscando su independencia en el manejo de la ciudad, se fue en colectivo y en lugar de bajarse en la UNC se bajó en la Ciudad de las Artes. No se ubicaba para llegar a la función y un móvil de la policía con el cual nos habíamos comunicado la encontró, le ofreció llevarla, pero no quiso. Cuando llegó a la función que recién comenzaba, yo había decidido sacar esa escena. Me vio y dijo: “¿Alguien se puso mi vestido?, ¡que se lo saque porque acá estoy yo para actuar!”

 

 

¿Qué rol cumplís en la Fundación Desafiarte en la Inclusión y qué significa para vos ese espacio?

 

Soy fundadora e integrante de la Fundación Desafiarte en la Inclusión desde el año 2000. Desafiarte es para mí un lugar de sueños, pero de sueños que, con el trabajo, la militancia en el arte, se van haciendo realidad. Es ir abriendo caminos, el lugar donde nos juntamos en un bar con una hoja y una lapicera y empezamos a inventar proyectos de la mano de los derechos.

Soy directora y dramaturga del Elenco Teatral DESAFIATE EN LA INCLUSION delTeatro Real, desde el año 2008. Y ya hemos puesto en escena: “Al Derecho y al revés”, “Anclando sueños“, “Memorias de baúl”, “Los García/González on line”, “Albura, la semilla del encuentro”, “Remolino de cuentos” y “Recuerdos bajo la lupa”, todas las hicimos junto a Nora Cometto.

También dentro de la Fundación, soy organizadora del FESTIVAL DESAFIARTE NACIONAL Y DE PAÍSES LIMÍTROFES, que se realiza en la ciudad de Córdoba desde el año 2000, con la participación de todos los lenguajes artísticos

 

 

¿Trabajás en algún otro lugar vinculado al teatro?

 

Sí, me dedico al teatro para niños, por lo cual soy fundadora e integrante del grupo de teatro independiente La Jauja, desde 1995. Con este tengo el objetivo de crear un espacio teatral de investigación basado en la creación colectiva y en la adaptación literaria como forma de trabajo. Y, a parte de las salas teatrales, llegar a todos los espacios posibles, así todo niño puede ver y disfrutar del teatro, convirtiendo en escenario tanto sea un patio, una plaza como un galpón. La actuación me encanta y ahora estoy atravesando la experiencia de dirigir que también es maravillosa.

Con La Jauja hemos realizado funciones en escuelas, maratones de teatro en municipalidades, en la Feria del Libro, en Festivales… donde nos llamen…

Algunas de las obras realizadas son: “El baile de la buena pipa”; “Las profesionistas de la perla” de la cual soy autora y actriz.

 

 

Por lo que vemos, el teatro te apasiona y, a la vez, se han ido abriendo puertas…

 

¡Sí!, algo muy bonito para mí fue haber sido y ser tallerista en el Encuentro de Profesores de Teatro Red Dramatiza en 2008 en Rosario, en 2009 en Salta, en 2010 en Mar del Plata, en 2011 en Mendoza y en 2013 en Carlos Paz. Participé con el taller “Desplegando nuevas Teatralidades, Teatro y Discapacidad”.

También he participado en foros, conferencias en distintos encuentros, festivales del país y en encuentros internacionales (Bolivia, Congreso de Cultura Viva Comunitaria 2013) con la temática teatro y discapacidad.

 

 

 ¿Qué les dirías a los jóvenes que se sienten llamados a desplegar sus potencialidades a través del arte y no se animan?

 

A los jóvenes les diría que lo más lindo que tiene el teatro es el encuentro colectivo que produce, y que no hay momento más lindo que jugar, transformarse, romper los miedos, mostrar nuestra capacidad y creatividad.

 

Por Ana Argento Nasser

Equipo de Prensa de por Igual +

Colabora en la edición: Miriam Coronel


Article Tags: #inclusión #teatro #Ana Argento Nasser #arte. discapacidad #Liliana Villena
Share     Report     Print Article
1 comment