Creemos que el testimonio y la experiencia de quienes viven de cerca la discapacidad es sumamente valioso. Por eso, estamos creando entre todos este glosario social para construir un nuevo paradigma del significado de la discapacidad.

Autismo

 

Carolina Patti es acompañante terapéutica de niños con autismo. Hace 7 años juega, ríe, se divierte y aprende con y de los niños con autismo. En esta oportunidad de “Glosario Social”, ella nos cuenta desde su experiencia cercana qué es el autismo.

 

“Los niños con autismo son tan pero tan maravillosos que a veces es difícil explicarlo con palabras. Sus cerebros funcionan de otra manera y los hacen vivir las cosas de otra manera. Con ellos aprendí a observar más los detalles y la maravilla del silencio, el poder acompañarnos en total silencio pero conectados a mil y haciendo funcionar todos los sentidos”. Carolina comprendió que en su mundo, los niños miran las cosas de otra manera y aclara que uno vive en la vorágine del día a día en la que todo es tan rápido, acelerado y ruidoso, que no se da cuenta de las cosas sencillas que pasan alrededor.

 

Lo que parece simple, para los niños con autismo es un gran descubrimiento. “Con ellos aprendí a festejar cada logro, cosas para nosotros tan simples que las hacemos de forma automática y sin darnos cuenta y que para ellos significan meses de trabajo, de aceptación y acomodación para lograr quizás poder servirse un vaso de agua, ponerse solo la ropa, sacarse un moco, a comer con los cubiertos o ir al baño”, manifiesta Carolina. Aprendió a tener paciencia y alegrarse hasta la emoción y las lágrimas cuando logra conectar con el niño, cuando se miran a los ojos y se abrazan. “Esos abrazos son los más sinceros y llenos de amor que conozco”, aclara Carolina.

 

Todo el entorno de un niño con autismo es distinto al de la persona que no tiene autismo. Los ruidos, las luces, las personas, los estímulos tienen efecto en ellos, pudiendo alterarlos, desconcentrarlos o hacer que cambien su humor. Es un mundo nuevo en el que uno aprende a ser niño de vuelta, acompañando, jugando en el barro, con masas, ensuciándose la ropa, sin importar qué piensa la gente alrededor. Se aprende mucho de los pacientes y con ellos.

 

Por Marina Patti
Por Igual Más
Colabora en la corrección: Miriam Coronel


Article Tags: ##niños ##Autismo #jugar
Share     Report     Print Article
0 comments