Creemos que el testimonio y la experiencia de quienes viven de cerca la discapacidad es sumamente valioso. Por eso, estamos creando entre todos este glosario social para construir un nuevo paradigma del significado de la discapacidad.

"Quiero poder ir al cole, que se me incluya de un modo justo"

Como ya hemos notado, España es un país donde se trata mucho a la discapacidad, brindado muchísima información, dando a conocer diferentes historias de vida de cada persona. En este caso, vamos hablar de Alejandra. Una niña de 4 años de Ponferrada, España, que posee una discapacidad visual cerebral, epilepsia y un retraso madurativo severo y trastorno de comunicación.

 

Esta niña, por medio de una carta, le pide al Director Provincial de Educación de León que la deje ir al colegio de al lado de su casa y no al que le destinan por su discapacidad que queda a 8 kilómetros de distancia.

 

Alejandra, en la carta, explica que sus padres piensan en su bienestar y quieren elegir libremente el colegio como cualquier otro niño sin discapacidad. Lo que hicieron fue escoger uno que esté cerca de su casa y del trabajo de su madre. Además, señala que ese centro es referente para niños con diversidad funcional auditiva y con trastornos de comunicación como el que tiene ella, y que cuenta con los recursos suficientes y con un área infantil sin barreras arquitectónicas.

 

La carta ha sido publicada por su madre en Change.org, una petición que ya han firmado más de 2.000 personas. "Tengo DERECHO a que se hagan los ajustes razonables (lo dice la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad) para facilitar mi INCLUSIÓN", pide.

 

"Querido señor Director Provincial de Educación”, así comienza la carta que escribió la niña. Que, luego de su presentación y de explicar cuál es su discapacidad y el problema que quiere resolver, añade que solo debería contar con un cuidador (auxiliar Técnico Educativo), para que ella pueda estar incluida en el colegio. Añade que, si no quieren ponerlo, ella ya cuenta con un asistente personal, que le facilitó los servicios sociales de la comunidad. De esta manera podría ir con ella a clases y la ayudaría a acceder a la educación tal como dicen las leyes que la regulan.

Agrega que ella no posee una discapacidad motriz, pero quieren obligarla a ir un colegio a 8 km de su casa, sin contar con un transporte que la lleve. En ese colegio cuentan con un fisioterapeuta, del cual ella ya renunció, porque considera que el colegio es un lugar donde se puede socializar y desarrollarse como persona, para poder ser una más en la sociedad.

 

Además, mis últimos informes médicos ya no señalan este recurso como necesario ya que empiezo a caminar de la mano y a subir escaleras, soy capaz de sentarme sin nada que me agarre, y no necesito mobiliario adaptado, aunque se han empeñado en ponerlo en el informe psicopedagógico, sostiene Alejandra en su carta.

 

Señor Director Provincial de Educación, tengo DERECHO a que se hagan los ajustes razonables (lo dice la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad) para facilitar mi INCLUSIÓN. Tengo derecho a que mis padres puedan elegir libremente el centro que consideren más adecuado para mí, y que este centro esté cerca (mi madre es maestra y sabe muy bien lo que hace se lo aseguro).

 

Tengo derecho a que se pongan los recursos necesarios, porque son razonables, y porque mis padres con la ley en la mano, no están pidiendo nada que sea imposible de hacer, ya que las barreras de la comunicación son más importantes quizás que las arquitectónicas. Porque quiero un colegio en el que se hable lengua de signos (que yo ya la estoy aprendiendo) y en el que haya mediadores comunicativos, como los hay en el cole elegido por mis padres, para poder ayudar a comunicarme con mis iguales y con mis profes.

 

Por último, en la carta, sostiene que hay una convención internacional y leyes que no se están cumpliendo. Que el año pasado sus padres quisieron escolarizarla y que se lo hicieron difícil. Sostiene que este año ella quiere igualdad en la sociedad y que se la incluya de modo justo, que los papeles y la burocracia sirva para incluir, no para excluir.

 

 

Fuente: Antena3

Por Lucía Rodriguez

Fundación Por Igual Más

Colabora en la corrección: Sofía Rodríguez Galván



Share     Report     Print Article
0 comments
  • Tipo Discapacidad En el lenguaje, Intelectual