Aquí te presentamos personas y proyectos que apuestan a la inclusión de las personas con discapacidad y que valen la pena exhibirse en nuestra “vidriera digital” de Por Igual +.

Albergo Ético cordobés, el hotel escuela modelo

Ya llegó el verano y las ofertas de lugares con distintos servicios para descansar y disfrutar en las vacaciones aparecen por todos los medios. Existe un lugar en Villa Carlos Paz, uno de los centros turísticos más concurridos del país, que regala a los turistas la oportunidad de vivenciar y compartir una verdadera inclusión en el entorno serrano: los servicios del hotel también son brindados por personas con discapacidad intelectual, lo que enriquece la experiencia de todos los que circulan por los salones del hotel.

 

Es que el Hotel El Cid y Spa es el primer Hotel Ético (fuera de Italia) en sumarse al proyecto de Albergo Ético, “nacido en Italia en el año 2010, que permite a personas con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual o sensorial, lograr su propia autonomía y poder tener un desarrollo laboral, logrando su autosuficiencia económica para poder vivir una vida en forma independiente. De este modo, se transforma la dependencia del estado en una posibilidad real de ejercicio de sus derechos y por lo tanto poder contribuir, como cualquier ciudadano, con el desarrollo social y económico de la sociedad de la que son parte”.

Fuente: http://www.hotelcid.com.ar/albergo-etico-hotel-el-cid.php

 

 

(Foto de arriba de izquierda a derecha: Sonia, Lucia (impulsora del proyecto en Argentina), Natalia, Daniel, Gabriel y Lautaro, miembros de Albergo Ético)

 

Esta propuesta busca expandirse a otros países de la región como Chile, Uruguay y Brasil gracias a su embajador, Mauro Dagna, un italiano que conoció el proyecto y decidió difundirlo por el mundo.

 

En la villa serrana cordobesa, fue Lucía Torres, una de las fundadoras de UPIS (Fundación Unidos por la Inclusión Social) quien conoció a Dagna y sintió que el proyecto de Albergo Ético respondía a varios de sus objetivos institucionales. Esto unido a su experiencia hotelera y sobre todo su vivencia como mamá de Bruno, un niño de 11 años con síndrome de Down, fue lo que la impulsó a buscar a alguien que quisiera adherir al proyecto. Es así que Rodrigo Serna, propietario de El Cid y presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de esa localidad, decidió sumarse a la idea y buscar juntos una instancia provisoria.

 

“Los logros vienen sucediendo día a día. Es un cambio de paradigma importante. No es solo conseguir una salida laboral. No es un proyecto de inserción laboral, es de autonomía. Yo estoy aprendiendo todos los días. Empecé de cero con este proyecto a vincularme con personas con discapacidad. El desafío es estandarizar procesos –si bien todos son diferentes– para poder replicarlos en diferentes partes del país. Hemos tenido varias consultas. Hay que trabajarlo mucho y hacen faltan muchas legislaciones porque hoy en día no contemplan proyectos para la autonomía de este tipo”, asegura Rodrigo Serna.

 

Cuando le preguntamos sobre alguna anécdota de la experiencia con los participantes de Albergo Ético en su hotel, nos relató: “Me controlan a mí los chicos porque yo estoy de acá para allá, no tengo horario fijo de trabajo pero si llego tarde me dicen ‘llegaste tarde’. Me da gracia y me gusta porque están pendientes. Agrego que ellos son los más puntuales del mundo”.

 

(Foto arriba: Rodrigo Serna junto a Sonia Genesio, una de las participantes de Albergo Ético) 

 

La promotora de esta idea en Carlos Paz, Lucía Torres, asegura que la socialización es muy importante para lograr la autonomía de las personas con discapacidad. “Bruno nació y se crio dentro de un hotel. A mí eso me abrió mucho el panorama cuando me enteré del proyecto. Porque vi lo importante que era, sobre todo la parte de la socialización. Todo lo que hicimos en el hotel a él le sirvió, con tan chiquito que es, porque con tan solo 11 años tiene mucha experiencia en hacer todo. Ahora, él viene a este (por El Cid) y sabe tender camas, limpiar la cocina, las mesas, anda por ahí mirando a los chicos y supervisando (risas). Desde aquel entonces que empecé con Bruno con todo el tema de la inclusión escolar, hasta hoy, veo muchísimo progreso. ¿Y qué me genera a mí? Es el sueño cumplido. Porque yo soñaba que mi hijo fuera parte de la sociedad y de todo desde el día uno, por eso es que luchamos tanto por la inclusión escolar. Ahora verlos a ellos, que si no fuera por el color naranja de las remeras que es lo que los distingue, son parte del personal del hotel como cualquier otra persona, me da mucha satisfacción y, sobre todo ver el sueño hecho realidad”.

 

El proyecto Albergo Ético en EL Cid, tiene fecha de vigencia hasta el 1 de marzo de 2019. Están buscando por todos los medios tener su propio hotel para continuar con los objetivos y poder dar espacio a que más personas participen. Leer nota

 

(Foto arriba: De izquierda a derecha: Ana- quien escribió la nota, Sonia, Natalia, Daniel, Lautaro y Daniel, los cinco participantes del Albergo Ético Argentino) 

 

Por Ana Argento Nasser

Fundación Por Igual Más

Colabora en la edición: Miriam Coronel 


Article Tags: #inclusión #turismo #vacaciones #autonomía #inclusion social #albergo ético
Share     Report     Print Article
0 comments
  • Pais Argentina
  • Provincia/Estado Córdoba
  • Ciudad/Localidad Carlos Paz
  • Tipo Discapacidad No especificada
  • Tipo Institucion Otro