Aquí te presentamos personas y proyectos que apuestan a la inclusión de las personas con discapacidad y que valen la pena exhibirse en nuestra “vidriera digital” de Por Igual +.

En el fondo somos todos iguales

Daniel Zuber es instructor de buceo desde el año 1993, referente internacional del buceo adaptado. En el año 2009 funda “Buceo Sin Barreras” bajo el lema “En el fondo somos todos iguales”.

 

Esta organización sin fines de lucro ofrece una actividad alternativa, como es el buceo, para promover la independencia y mejora de la autoestima de adultos y niños con y sin discapacidad. La ONG tiene diversas finalidades: recreativas, turísticas, formativas, de rehabilitación y de integración e inclusión comunitaria y social.

 

Adhiriendo a la Convención Internacional Sobre los Derechos para Personas con Discapacidad, llevan a cabo actividades de inclusión que permiten que personas con y sin discapacidad participen y compartan en igualdad de condiciones de un la experiencia subacuática. De esta manera, complementan lo que es una actividad de disfrute con directrices internacionales, que hacen hoy de “Buceo Sin Barreras” un modelo a nivel mundial.

 

 

A continuación, Daniel nos introducirá un poco más en el mundo del buceo y de la magia de la inclusión.

 

 

¿Cuándo y cómo nace “Buceo Sin Barreras”?

 

Yo represento a una asociación internacional llamada IAHD (Sus siglas en inglés) - Asociación Internacional de Buceadores con Discapacidad- que tiene su sede en Holanda. Bajo los estándares de esa asociación capacito, desde el año 2002, a instructores y asistentes de buceo para trabajar con personas con discapacidad. En el 2009 visito Argentina y durante un curso que dictaba me dí cuenta de que los instructores que capacitaba necesitaban, además de la experiencia “simulada” de la discapacidad (como por ejemplo taparse los ojos, atarse las piernas, aplicar algunas técnicas de enseñanza adaptadas para personas con trastornos del desarrollo), una experiencia con personas con discapacidad. Entonces, me pongo en contacto con el Servicio Nacional de Rehabilitación en Buenos Aires – específicamente con el Área de Recreación y Deportes- y les propongo hacer unas Jornadas de Bautismos de Buceo, una experiencia introductoria para usuarios del lugar. Lo que sucedió luego fue que hicimos una jornada con aproximadamente 50 personas con diferentes discapacidades, pero no fue inclusiva sino exclusiva para personas con discapacidad.

 

Así, de esa manera, en el año 2009, fue el inicio de “Buceo Sin Barreras”. Lo formamos en ese momento los que eran mis alumnos y yo, y después fue creciendo a medida que se fueron capacitando más profesionales y asistentes. Lo que no sabíamos que es que iba a crecer tanto.

 

¿Cuál es el objetivo?

 

El objetivo fue cambiando acorde a las nuevas legislaciones que no solo tienen que ver con los derechos de las personas con discapacidad, sino también con los nuevos paradigmas de la inclusión y del deporte adaptado, a los cuales nos adherimos en su totalidad.

 

Actualmente el principal objetivo es crear entornos de inclusión, para personas con y sin discapacidad, a través de la práctica del buceo. Es decir crear, a través de una actividad, espacios de inclusión donde personas con o sin discapacidad compartan una experiencia. El fundamento de este objetivo está en que el agua permite que personas que tienen, por ejemplo, movilidad reducida, puedan liberarse de esas sensaciones ya que cuando entran al agua, al ser un medio denso, les sostiene el cuerpo. Entonces, gracias a la densidad del agua, a ese entorno igualador que es, personas que fuera del agua no pueden practicar actividades con algún familiar o amigo sin discapacidad, allí sí lo pueden hacer.

 

 

 

(Jornada Inclusiva en el Campo Municipal de Deportes Numero 4 de San Isidro)

 

¿Qué actividades realizan y dónde?

 

Algunas de las actividades que desarrollamos son: Jornadas inclusivas de Introducción al Buceo, Formación y Capacitación en Buceo, Asesoramiento en Directrices de Accesibilidad.

 

La organización promueve principalmente las jornadas de inclusión en diferentes municipios para que las personas que no han tenido nunca una experiencia de este tipo sepan que hay un nuevo espacio de desarrollo como es el buceo. Una vez que nos convoca un municipio intentamos realizar las jornadas en conjunto con alguna área de discapacidad, de inclusión o deporte. De esa manera se da la posibilidad de que personas con y sin discapacidad, de cualquier municipio, puedan hacer una actividad en conjunto como es el buceo.

 

En realidad, estamos en diferentes lugares. Las jornadas las realizamos en diferentes municipios y países. Luego, cada instructor tiene su propia estructura, su propia escuela donde dicta cursos o capacitaciones pero a nivel privado. Sin embargo, eso ya no es parte de “Buceo Sin Barreras”.

 

 

¿En qué consiste el buceo adaptado?

 

El buceo adaptado es usar los equipamientos convencionales de buceo y adaptarlos a las necesidades de cada participante. Por ejemplo, una persona que no ve y que ve a través de otros sentidos (sonidos, tacto y las sensaciones corporales), va debajo del agua con una persona que no es ciega y puede disfrutar de todas las sensaciones físicas que genera el estar sumergido. A eso lo llamamos también buceo asistido. Por ejemplo, a una persona que no puede mover las piernas donde habitualmente utilizamos aletas para nadar, se le pueden colocar unos guantes de membranas (que tienen una tela entre los dedos) y le permitimos a la persona que nade con los brazos. De esa manera ya no es más una restricción de movilidad no poder mover las piernas. En el caso de una condición que no puede mover ni brazos ni piernas, como cuadriplejia, ahí sí vamos entre dos o tres profesionales para poder asistirlo en la movilidad subacuática.

 

 (Participación de miembros de Buceo Sin Barreras de Baja California Sur - México durante el Buceotón. Organizado por el Centro de Rehabilitación e Inclusión Teletón)

 

¿Cómo hay que hacer para participar? ¿Cuántos asisten aproximadamente?

 

Para participar de una jornada de Buceo Sin Barreras, las personas interesadas tienen que completar una ficha. Es una preinscripción donde hay seis contraindicaciones médicas que impiden la práctica del buceo ya que es riesgoso si está presente alguna de estas condiciones.

 

Por otra parte, tenemos un máximo de 50 participantes por jornada y lo que sugerimos siempre es que alguien con discapacidad invite a algún amigo o familiar sin discapacidad para disfrutar juntos de la magia del agua. Son jornadas de aproximadamente tres o cuatro horas. Siempre entra un participante con un mínimo de dos instructores ya que es todo muy cuidado, muy lento. La persona es la que marca el tiempo de desarrollo del buceo. Al finalizar, se entrega un diploma de participación a todos los que vinieron.

 

 (Jornada de Buceo Inclusivo en Río III en Agosto 2018)

 

¿Qué beneficios o qué impacto puede ver en las personas que realizan buceo, tanto con o sin discapacidad?

 

Sin duda sienten beneficios físicos. Hay que imaginarse que alguien que se traslada en silla de ruedas tiene, de repente, todo tu cuerpo rodeado de agua, sin presión, y eso se siente como una especie de caricia. Yo tengo, por ejemplo, alumnos con distrofia muscular que me escriben porque necesitan estar ingrávidos, porque les hace bien y los mantiene felices por un largo periodo de tiempo. Y si lo hacen en agua templada es mucho mejor porque se relajan los músculos. Por ejemplo, personas con espasticidad muscular en una pileta de agua cálida tienen mucha más movilidad que fuera del agua. También tengo una alumna con cuadriplejia que fuera del agua no puede mover los brazos, sin embargo, dentro de ella los mueve y hasta nada un poco y siente que se desplaza de manera independiente.

 

Hay que pensar que bucear es como volar. Es decir, vos estás pegada al fondo y de repente con una inspiración podés separarte y estar ingrávido. Todo eso genera, además de sensaciones físicas increíbles, mucha emoción que se traslada al grupo familiar, que se percibe tanto dentro como fuera del agua. Entonces, sin duda alguna una de las cosas más emocionantes que tienen esto, es el beneficio emocional consecuencia de una actividad que te incluye dentro de un grupo social donde no hay competencia para ver quién llega más rápido. Esto se trata de disfrutar del entorno ingrávido y en algún momento soñar con ir al mar.

 

 (Jornada de Buceo Inclusivo en Río III en Agosto 2018)

 

¿Qué pasa luego de las jornadas? ¿Los que participan quieren seguir haciendo este deporte?

 

En algunos casos, muchos consultan cuándo hay una nueva jornada y no se involucran tanto en un curso de capacitación. Sin embargo hay otros casos en que la gente sí quiere continuar y hacer cursos. Por ejemplo, a una jornada fue un chico con un trastorno del desarrollo que luego participó junto a su padre en otra jornada. Después nos consultaron cuál era el siguiente paso, que era hacer un curso. Así fue que padre e hijo, por cercanía, vinieron a mi escuela e hicieron un curso de buceo. Luego del curso el alumno estaba en condiciones de certificarse como “Buceador de aguas confinadas”, que es un buceador que pude participar en actividades en pileta. Eso generó una emoción enorme porque, de hecho, lo certificamos antes al hijo que al padre que no presentaba ninguna discapacidad.

 

La posibilidad para crear espacios donde familias, amigos, personas con o sin discapacidad puedan participar es muy amplia.

 

¿Cómo se sostiene la ONG?

 

Lo más importante es que los que hacen posible las jornadas son todos los voluntarios (los instructores profesionales, camarógrafos, área de prensa, los de relaciones institucionales, y todos los que formamos parte.). Todos lo hacemos de manera gratuita cada vez que hay una jornada. Es un grupo donde hay mucho amor y mucha pasión por compartir emociones debajo del agua que es un entorno mágico.

 

 (Jornada de Buceo Inclusivo en Río III en Agosto 2018)

 

Por otra parte, los instructores aportamos nuestro equipo profesional mientras que como ONG utilizamos equipos que fuimos comprando gracias a los aportes que hacen los municipios en cada jornada. No hay manera de que esto continúe si no tenemos equipamiento para poder meter gente al agua, entonces, le pedimos a los municipios que aporten un mínimo del valor de un equipo por jornada para poder hacerlas y poder continuar con esta actividad. Esto también nos ayuda a ir a otros lugares con equipos propios.

 

¿Por qué empezaste a trabajar con personas con discapacidad?

 

Yo estaba trabajando en Medio Oriente en el Mar Rojo, puntualmente en Israel, en el año 1993. Cuando me certifico como Instructor de Buceo hago mis prácticas llevando personas a bucear. Allí, nos anticipan que iba a venir un grupo de soldados veteranos con discapacidad.  A mí, que estaba dedicado al buceo profesional y no tenía ninguna experiencia enseñando, me toca meter al agua a una persona con una discapacidad motora. Lo llevamos a bucear con otro instructor y lo que me pasó ese día fue que me emocioné por primera vez debajo del agua y me largué a llorar. No podía creer lo que estaba pasando: gracias a mi profesión le estaba dando una oportunidad a alguien con discapacidad de disfrutar eso que yo había elegido como profesión. Además veíamos en los ojos de esta persona mucha felicidad, emoción. Todo eso encendió una especie de llama en mí y me dije que en algún momento de mi vida iba a poder hacer realidad el compartir esta actividad pero con más personas.

 

Finalmente eso me pasó muchos años después cuando conseguí tener experiencia enseñando, cuando me formé como trainer de instructores de buceo adaptado y después de trabajar también en el ámbito de la discapacidad. Por último, toda esa magia humana sucedió acá en Argentina en el 2009, que actualmente se trasladó a haber compartido el buceo con más de 2500 personas en diferentes jornadas. Algo importante es que otros profesionales en distintos países quisieron replicarlo también y ahora tenemos miembros que desarrollan jornadas inclusivas  de buceo en Chile, México, Colombia y Uruguay.

 

Video resumen de la Primer Jornada Inclusiva de Buceo Sin Barreras realizada en Río III, Pcia de Córdoba, Argentina:

https://www.facebook.com/buceosinbarreras/videos/296382164499746/

 

Datos de contacto:

Facebook: @buceosinbarreras

Mail: buceosinbarreras@gmail.com

Página Web: http://www.buceosinbarreras.org

 

 

Por María Clara García

Equipo de Prensa

Fundación Por Igual Más

Colabora en edición Sofía Rodríguez Galván

 

 


Article Tags: #inclusión #discapacidad #. deporte inclusivo #buceoinclusivo
Share     Report     Print Article
0 comments
  • Pais Argentina
  • Provincia/Estado Buenos Aires
  • Ciudad/Localidad Capital Federal
  • Tipo Discapacidad Múltiple
  • Tipo Institucion Asoc, Fund o Coop