Aquí te presentamos personas y proyectos que apuestan a la inclusión de las personas con discapacidad y que valen la pena exhibirse en nuestra “vidriera digital” de Por Igual +.

Teatro Inclusivo: armando historias

Chacabuco es una ciudad ubicada al noreste de la Provincia de Buenos Aires. Allí, desde hace unos años, funciona un grupo de teatro integrado. Este taller pertenece a la Escuela Municipal de Actividades Culturales de Chacabuco y su carácter es de “integrado” porque está formado por alrededor de treinta integrantes de los cuales, en su mayoría, son personas con diferentes discapacidades.

Luz Kling, profesora de teatro egresada de la Escuela de Teatro de Junín, directora y coordinadora del grupo nos cuenta un poco más acerca de ellos.

 

¿Cómo y cuándo inició esta escuela de teatro inclusivo?

El grupo se creó en 2012. Surge como una iniciativa de la Secretaría de Cultura y de la Escuela Municipal de Actividades Culturales de Chacabuco. Soy parte de un staff de profesores a quienes nos envían a distintas instituciones y a mí me llamaron para trabajar en el taller para personas con discapacidad con el teatro integrado. Ahora ya somos un grupo bastante estable donde hacemos juntos un aprendizaje porque ellos me enseñan muchas cosas a mí también.

 

¿Qué objetivos tienen y qué actividades realizan?

Los sábados a la mañana nos encontramos en la escuela. Las actividades consisten en primer lugar, de ejercicios de relajación y después vamos tirando temas al azar para improvisar. Si ya tenemos una obra armada lo que hacemos es ensayar. También vemos los requerimientos de cada obra. Por ejemplo, si hay canto o baile llamamos a otros profesores para que colaboren. Se podría decir que, en general, el desarrollo de las actividades depende del clima de ese día.

Por otra parte, como objetivo podemos decir que buscamos darles una voz a las personas con discapacidad. Creemos que a través del teatro podemos hacer las diferencias mucho más pequeñas y menos importantes. 

 

 

¿Cuántos concurren  hoy en día a la escuela?

Hoy en día el grupo tiene 30 integrantes estables, de los cuales la gran mayoría proviene de APRID (Asociación para la Recuperación e Integración del Discapacitado). También hay otras personas que nos ayudan con el traslado, utilería, vestuario, asistencia, etc.

Por otra parte, ahora que ya tenemos un espacio los sábados en la escuela, somos un grupo abierto para toda la comunidad. Siempre tenemos docentes, ayudantes de docentes, licenciados que están estudiando, trabajando o que les interesa la discapacidad y que vienen a ver qué necesitamos, si pueden participar, quieren conocer a los chicos. Por eso decimos que es bien integral porque hay de todo, no solo personas con discapacidad.

 

¿Cómo elegís las obras?

Las obras y representaciones son creaciones colectivas o versiones adaptadas por el mismo grupo.

Actualmente estamos realizando una adaptación sobre el drama gauchesco Juan Moreira, pero en versión de comedia, tocando problemáticas sociales históricamente  latentes. Para esta obra en particular empezamos hablando de situaciones históricas del país, de cómo le robaron las tierras a los pueblos originarios. Cuando salió el tema del gaucho les expliqué toda la historia y ahí empezamos a improvisar. Todo se hizo sin presentarles un libreto, porque no todos tienen lectoescritura. Todo surgió a partir del juego y la improvisación. Poco a poco se fueron interiorizando con las historias de esa época y las fueron relacionando con sus experiencias en la calle, con lo que los diferencia, con lo que les pasa con la discapacidad. De esta manera es que fueron surgiendo las distintas escenas y un texto propuesto por ellos. La idea es que puedan armar ellos sus propias historias.

 

 

 

¿Cómo hacen para trabajar las obras?

Partimos de la improvisación. Ellos van dando sus ideas y compartiendo las cosas que les pasa en la calle. Esto está bueno porque a la hora de actuar les es mucho más fácil ya que todo proviene de sus propias experiencias. Por ahí pasa un tiempo que no ensayamos la obra y con solo pasarla una vez ya les sale de diez. 

 

¿También realizan encuentros de teatro integrado?

Eso fue el año pasado. Hicimos un encuentro de teatro integrado con “Las ilusiones”, un grupo de aproximadamente 300 personas, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene varias escuelas inclusivas y que hacen producciones teatrales abocadas a lo musical. Además invitamos al Centro de día de Chacabuco que tienen un taller de reciclaje creativo de títeres y  también participaron del encuentro.

 

¿Cuál es la respuesta de ellos y de los familiares a esta propuesta?

Ellos viven todo con mucha alegría. Alegría de que la gente los aplauda, se ría y disfrute lo que están haciendo. Les pasa que encontraron en esto una forma de mostrarse. Al ser una obra de teatro pero encarada desde la comedia, no tienen vergüenza de nada, les gusta improvisar y también distanciarse de los mismos personajes. Les gusta que los estén mirando, que les permitan esa igualdad de oportunidades. Muchos venden bolsitas en la calle y ahí algunas personas ni los saluda y otros les tienen miedo, entonces el teatro les permite desagotar esas diferencias, pronunciar ahí lo que a ellos les pasa socialmente.

 

 

En el caso del público, todos iban a ver la obra pensando que era algo simple, la lectura de un guion cortito. Sin embargo ahora ven que es algo bien armado y se van re entusiasmados. Ahora la gente los para en la calle, los felicitan y reconocen el personaje que hacían en la obra. Es decir, que ahora los empezaron a incluir y esto les ayuda a que se sientan útiles, capaces.

Las familias, por su parte, recién ahora están mucho más presentes. Eran muy pocos los familiares que nos acompañaban. Luego, por las repercusiones y la buena recepción que tuvo la obra empezaron a acompañarlos mucho más. Ahora están fascinados y, aquellos que no lo están tanto, igualmente los llevan y cumplen con las actividades. A otros los ayudan sus compañeros, los pasan a buscar. Es como que ya se formó una cosa que es medio innegable tanto para las familias como para la comunidad y los funcionarios, todo como consecuencia de que se hable bien de la obra.

 

¿Cómo es tu experiencia trabajando con PcD?

Yo tengo varios grupos de teatro de todas las edades. Sin embargo, este es un grupo donde nadie está mirando de mala forma al otro, donde se ayudan entre ellos, donde salen a saludar de igual a igual. Es un trabajo en equipo porque ellos me han enseñado muchísimo como docente. Son experiencias que yo después puedo volcar en mis otros grupos de teatro. Así que es algo recíproco y donde, además, hay mucha empatía y nos entendemos bien.

Verlos hacer arte es una ventana al futuro.

 

¿Cuál es el sueño que tienen como escuela de Teatro Inclusivo?

El sueño de ellos es ir a Capital, a la calle Corrientes. Yo no comparto mucho. Sin embargo, ellos dicen que hasta el Maipo no paran. Quieren sacar la obra por todos lados pero es un poco difícil por el poco presupuesto que hay para lo que es cultura. También estamos intentamos hacer un grupo independiente.

Por el momento, tenemos una función ya programada para septiembre en el marco del festejo del día del estudiante para el bachillerato de Chacabuco.

 

 

Datos de contacto

Facebook: Grupo De Teatro Integrado Chacabuco

Mail: luzmkling@gmail.com

 

 

Por María Clara García

Equipo de Prensa

Fundación Por Igual Más

Colabora en edición Sofía Rodríguez Galván

 

 


Article Tags: #inclusión ##teatro ##TeatroYDiscapacidad #chacabuco
Share     Report     Print Article
0 comments
  • Pais Argentina
  • Provincia/Estado Buenos Aires
  • Ciudad/Localidad Chacabuco
  • Tipo Discapacidad Múltiple
  • Tipo Institucion Centro de recreacion