En esta columna rescatamos los relatos, las prácticas, los valores y la voz de las personas con discapacidad. Son ellas mismas quienes nos cuentan todo lo que hacen en su día a día, sus sueños, proyectos desarrollados y los desafíos que enfrentan y superan cada día. La mirada en la CAPACIDAD es el hilo conductor de estas historias. ¡Conocelas!

Pablo Giesenow: los limites son mentales

En esta nueva columna de Capacidad en Primera persona te invitamos a que conozcas a Pablo, de 40 años, nacido en Córdoba, símbolo de la autodeterminación y entusiasmo. Levantando la bandera bien alto de la fuerza de la voluntad, Pablo nos cuenta cómo la vida no le fue nada fácil y gracias a eso despertó a su guerrero interior. Hoy da charlas y conferencias motivacionales y de autosuperación.

 

 

¡Te invitamos a seguir leyendo y conocer más sobre la historia de vida de Pablo!

 

Me llamo Pablo Giesenow, nací y me crié en Viamonte, un pueblito de 2.000 habitantes del sur de la provincia de Córdoba. Tuve una infancia feliz en medio de una familia numerosa, rodeado de amiguitos y mucho fútbol, en los clubes del pueblo (Unión y recreativo), en la calle, en la plaza y en cualquier lugar.

 

Al terminar el secundario me fui a estudiar abogacía a la ciudad de Córdoba. Me recibí en 2004 y desde entonces trabajo como abogado.

 

El 22 de enero de 2015 decido ir hasta la ciudad de Las Heras, Santa Cruz, a festejar el cumpleaños de mi papá. Era una sorpresa, nadie sabía de mi viaje. Salí desde la ciudad de Córdoba al mediodía, y entre las ciudades de Winifreda y Santa Rosa, La Pampa, anochecía.

 

De repente, se largó a llover con intensidad, yo venía a unos 80 kilómetros por hora con el cinturón puesto. No tenía sueño y manejaba muy atento.

 

Desafortunadamente, mi auto pierde el control debido al agua acumulada sobre la ruta y termino impactando contra un guardarrail de la mano contraria. La punta del guardarrail se incrusta por la puerta del acompañante, atraviesa todo el auto en su trayecto, y me corta ambas piernas.

 

Soy el segundo de seis hermanos. Mis padres se llaman Juan José y Adriana. Tengo dos hijos, Máximo (17) y Delfina (12).

 

(Pasión por el entrenamiento y los deportes. Mirando fijo hacia sus objetivos)

 

Cada día, de lunes a viernes, me levanto a las 6 de la mañana, desayuno rápidamente y me voy a mi estudio jurídico, donde trabajo hasta el mediodía. A partir de las 12 h, cumplo funciones como asesor en el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Córdoba.

 

Desde las 19 hs en adelante, empiezo con mis entrenamientos:

-Lunes y jueves en el Kempes entreno 3 horas entre running, ciclismo y natación.

-Martes, miércoles y algunos viernes entreno en el Botánico Fitness Center.

-Los sábados trato de pedalear por la mañana y a la tarde, soy DT de Fútbol amateur en el equipo de fútbol 9 donde jugaba antes de mi accidente.

 

 (Un día habitual del entrenamiento de Pablo)

 

 

Motor de vida: fuerza de voluntad

 

A nivel personal, mis sueños son comunes a los de la mayoría de las personas, la felicidad de nuestros hijos, de nuestra familia en general… que ellos cumplan a su vez sus sueños.

 

Hoy tengo un gran motor que me motiva y es poder competir en triatlón, en duatlón, en las carreras a las que me inviten. Disfrutarlas, y, si muchos astros se alinean, poder participar en una competencia internacional.

 

Después de perder mis piernas, volver a correr ya es un sueño cumplido, y a eso además le sumo que ando en bicicleta, hago natación, una vez hice kayak, quiero andar en rollers, jugar al golf, y no encuentro límites.

 

Einstein decía “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”.

 

Yo soy un convencido de que la fuerza de voluntad reemplaza cualquier parte del cuerpo (en mi caso, las piernas). En otros casos, la voluntad supera cualquier adversidad o alcanzar esas metas, que en principio, creemos inalcanzables.

 

Miro muy poco hacia atrás y si lo hago es sólo para rememorar momentos lindos y cosas que hoy me hacen bien. El accidente significó un hecho importante, algo triste, pero que me abrió la posibilidad de dar mensajes positivos al mundo, mensajes de esperanza.

 

Poder demostrar día a día, con mis actividades cotidianas, que a pesar de los tropiezos, la vida sigue.

 (Superando límites, Mendoza 2018)

 

 

Aconcagua 2018

Hace unos meses, en el marco de un gran proyecto solidario llamado Summit Aconcagua 2018, anduve por Mendoza intentando hacer cumbre en la montaña más alta de América.

 

Me acompañó un grupo de personas excepcionales. Había incluso deportistas de élite mundial, como Paula Pareto (Judo), Fabricio Oberto (Básquet) y Silvio Velo (Fútbol para ciegos) entre otras personas increibles.

 

A todos, nos unía el hecho haber superado situaciones adversas en nuestras vidas de la mano del deporte. Me invitaron y dije que sí, sin pensarlo un minuto. Sabía lo dificultoso del desafío, dormir en carpa.

 

Solo, en medio de la montaña, moverme en terrenos desparejos, con piedras, pendientes pronunciadas, falta de oxígeno, viento, nieve, frío extremo…pero sabía que debía intentarlo y así fue.

Para saber más sobre la experiencia de Pablo en el Aconcagua te invitamos a ver: www.summitaconcagua2018.com

 

Fue una de las experiencias más emocionantes y enriquecedoras de mi vida ¡En todos los sentidos posibles! Llevamos a lo más alto mensajes y valores relacionados con la esperanza, la superación, el trabajo en equipo. Poder valorar segundas oportunidades, y sobretodo mostrar que ¡los límites son mentales!

(No puedo volver el tiempo atrás. Sólo ser la mejor versión de mi mismo)

 

Me motiva mucho tener objetivos en cada aspecto de mi vida: laborales, familiares, sociales y mucho más los deportivos. Por ejemplo, me motiva mucho más y me resulta más fácil entrenar cuando tengo en vista una competencia

 

También me motiva el cariño, el amor y el respeto de mi familia, de mi novia, de mis amigos y también de mucha gente que aún sin conocerme personalmente, me expresa su cariño a través de redes sociales.

 

El sábado 4 de agosto participé en mi primera Duatlón, en Ezeiza, Buenos Aires: 7,5 kilómetros corriendo y 20 kilómetros en bicicleta. Pude llegar, cansado, dolorido, pero plenamente feliz, emocionado y pleno.

 

Se viene otra carrera en General Roca, provincia de Córdoba, de 5k corriendo, acompañado de toda la comunidad y de amigos amputados que harán la distancia en bicicleta.

 

Tengo la fortuna de poder compartir ideas, experiencias y valores en charlas en distintos puntos del país. El reconocimiento recibido en esas oportunidades, me llena el alma ¡Soy un agradecido de la vida!

 

Estoy convencido de que todos debemos fijarnos objetivos, proyectos, sueños. Ambiciosos y posibles. Con la ambición del corazón, enfocarnos, esforzarnos y trabajar para alcanzarlos y cuando eso ocurra, volver a fijar nuevos desafíos. De eso se trata la vida.

 

 

Reconocimientos:

 

- Personalidad destacada de la ciudad de Córdoba - 2 de noviembre de 2017 

 

- Diploma de honor del Senado de la Nación - 30 de noviembre de 2017

 

- Beneplácito del Senado nacional - agosto de 2018.

 

 

Redes Sociales:

 

- Facebook:https://www.facebook.com/estudiojuridico.pablogiesenow 

 

- Instagram: https://www.instagram.com/pablogiesenow/?hl=es-la).

 

 

 

Por Agustín L. Orfila
Equipo de Prensa
Fundación Por Igual Mas
Colabora en la corrección: Sofía Rodriguez Galvan

 


Article Tags: #SaludMental #ALO #PabloGiesenow #SuperandoLimites
Share     Report     Print Article
0 comments
  • Pais Argentina
  • Provincia/Estado Córdoba
  • Ciudad/Localidad Córdoba
  • Tipo Discapacidad Motriz