El museo como recurso de la atención a la diversidad

Se entiende que la virtualidad, bajo cualquier circunstancia, debe beneficiar también a aquellas personas que por los motivos que sean, sufren una discapacidad que les impide sacar todo el potencial de presentaciones mal diseñada por lo que a este aspecto se refiere (Farray y Aguiar, 2002).

 

Como si de una exposición se tratara, la adaptabilidad a personas discapacitadas es un argumento ética y moralmente obligatorio a tener en cuenta por parte de quienes se encargan de diseñar el contenido de presentaciones en Web. Somos conscientes de que no todas las capacidades implican el mismo tipo de solución, siendo éste el motivo por el que pasamos a establecer algunas consideraciones que desde el Museo Didáctico Virtual del Patrimonio Histórico-Educativo Andaluz hemos de tener en cuenta en relación con diferentes tipos de discapacidades.

 

 En la mayor parte de los casos solemos pensar en personas ciegas. Sin embargo, cada vez más existen personas con dificultades visuales parciales, las cuales necesitan de instrumentos ópticos para poder funcionar de la manera más cercana posible a la de los videntes.

 

El modo de acceso de los deficientes visuales varía según la metodología usada. En la actualidad la tendencia se centra en el desarrollo de tecnologías y aplicaciones compatibles con los ordenadores habituales. Tales aparatos, de acuerdo con Sala y Sospedra (2007), podemos clasificarlos atendiendo a su campo de acción:  a) Visual. Se trata de ampliadores de imágenes, orientados a personas con un bajo resto visual o a aquellas que necesitan diferentes tipos de ayudas ópticas para acceder a la información. Nos permiten seleccionar la zona de la pantalla que se quiera ampliar, así como la elección de colores, tamaños y formas de imágenes. Como ejemplo podemos citar el aparato ONCE-MEGA. b) Táctil. Nos referimos a sistemas de Braille electrónicos dirigidos a personas carentes de visión o que su deficiencia visual les impide acceder a los tamaños de tipografía más habituales, aun usándose ayudas ópticas.

 

Estamos pensando en un dispositivo electrónico que activa los puntos de las 20, 40 u 80 celdillas Braille que lleva en su parte superior y que se corresponde con una línea de lo que aparece en el ordenador. Un ejemplo a considerar es el ECOBRAILLE. c) Auditiva. En primer lugar vamos a destacar los sistemas de síntesis de voz destinados a personas con o sin deficiencia visual que precisan recibir información a través de la voz en uno o más idiomas. Como ejemplo citamos el CIBER 232P.

 

En segundo lugar nos encontramos con los anotadores electrónicos parlantes, los cuales disponen de un procesador, síntesis de voz y editor de textos propio. Citemos como ejemplo el SONOBRAILLE. Y en tercer lugar señalemos los programas de acceso a Windows. Un ejemplo de ellos es el ONCE-LECTOR.  Junto a ello, un tema a tener muy presente es el de la accesibilidad a las páginas Web, que puede verse seriamente complicada si no se observan los criterios fundamentales en el diseño de la propia página. Estos criterios están agrupados en torno a W3c (www.w3.org); Sidar (Seminario de iniciativas sobre discapacidad y accesibilidad en la red: www.sidar.org); Bobby (Evaluación del nivel de accesibilidad de una página Web para personas con discapacidad:www.cast.org/bobby).

 

Si hablamos de nuevas tendencias una de las líneas más prometedoras consiste en la utilidad proporcionada por las técnicas de realidad virtual. La cuestión reside en recrear situaciones virtuales que permiten a las personas que carecen de visión una aproximación, mediante el tacto y el oído, a la realidad que no pueden ver. Podemos encontrarnos con dos líneas abiertas en función del canal sensorial predominante:  a) Realidad virtual táctil. Se trata de una interacción con los gráficos del ordenador mediante el tacto. Como ejemplo podemos citar el proyecto REVIT, de la Fundación Labein de Euskadi y la Unidad de Tiflotécnica de la ONCE. b) Realidad virtual acústica. Nos referimos a la creación de un espacio acústico visual de aplicación médica, que tiene por objetivo el desarrollo de un sistema óptico-electrónico capaz de generar señales acústicas que contengan información especial tridimensional, al objeto de que una persona incapacitada visualmente pueda lograr una percepción al espacio que le rodea.

 

Fuente:  http://revista.muesca.es/index.php/articulos3/142-el-conocimiento-y-difusion-del-patrimonio-historico-educativo-de-andalucia-en-internet-a-traves-del-museo-pedagogico-andaluz?showall=1


Article Tags: #accesibilidad #pedagogía #arte #museo #museos pedagógicos #diversidad #atención a la diversidad
Share     Report     Print Article
0 comments