Domingos con Historias - “DESCUBRIRSE A UNO MISMO”

Dicen que el arte es también una forma de conocerse. No se si antes del viaje lo teníamos tan claro. Pero en el primer destino de este proyecto conocimos a Cristian. Llegó con su mochilita, todo flacucho, inquieto, no quería sentarse, parecía que se quería ir. Los primeros días se mostraba muy tímido. Rápidamente detectamos que provenía de una familia con escasos recursos, y que probablemente no había tenido nunca una cámara reflex en sus manos, razón por la cual el día que se animó a usarla, sucedió algo inesperado. Algo inesperado que no estaba determinado por la reflex como aparato en sí, ya que en otros momentos cuando esa cámara la usaban sus compañeros él se las ingenió con un celular o una poquet. Lo inesperado, fue otra cosa.... Al pasar los días Cristian estaba cada vez más intenso… mas inquieto, pero ya no por querer irse, sino por querer salir a tomar fotos. “Y seño?? dejemos de hablar, quiero ir a sacar fotos” decía. Es que Cristian tenía un excelente ojo fotográfico, y se lo hacíamos saber y eso lo motivaba todos los días, quería ponerse a prueba y mostrarnos sus fotos para saber si seguía siendo tan bueno con su ojo. Es por eso que también empezó a mandarnos audios por el teléfono de la mamá “Seños me mandan las fotos que saque hoy así mi mamá las ve?” … y todos los días el mismo WhatsApp. Lo “inesperado” para nosotras fue descubrir cómo el arte fotográfico le permitió a Cristian expresarse, tener una motivación, relacionarse con sus amigos, y sentirse inquieto por algo que le gustaba. Lo “inesperado” para Cristian fue descubrirse a él mismo desde una nueva actividad. El arte tiene esta magia, nunca se sabe que podemos plasmar creativamente, pero por sobretodo nos ayuda a conocernos, y a darnos a conocer al mundo. Hoy el taller de Colombia sufrió una pausa dado el paro docente nacional de más de un mes. Cuando hablamos por Skype con Leidy Vizcaino (la tallerista a cargo) nos dijo: “Cristian y Celenia, siguen sacando fotos por su cuenta y me las mandan por WhatsApp todas las semanas”. Cristian nos enseñó, que lo inesperado, es ahora justamente lo que ESPERAMOS de cada chico que viene a nuestros talleres: que se descubran a ellos mismos.

PD: este hermoso retrato, nos muestra algo de quien es Cristian y como valor agregado otro dato fundamental es que lo sacó Dairo, un compañero de taller quien también en los primeros encuentros no estaba enganchado hasta este día donde fuimos a pasear y conectó con la naturaleza, sus amigos, la cámara y su propia mirada.
#MiradasQueCuentan

@Institución-Educativa-para-Poblaciones-Especiales



Share     Report     Print Article
0 comments