•  
  •  
  •  

Life, Animated (2016)

     Cuando Owen Suskind cumple tres años, su esencia “desaparece”. Su habilidad motriz comienza a deteriorarse y su proceso verbal se desintegra por completo. A través de una conducta destructiva, falta de propósitos y de interacción, el autismo de Owen empezaba a manifestarse hasta que fue diagnosticado como Trastorno del Desarrollo Agudo.

 

     Life, Animated, un documental de Roger Ross Williams, es estupendo. Desde la misma vida del protagonista hasta los testimonios de sus padres (Ron y Cornelia) y su hermano mayor (Walter), como así también las animaciones con que se complementa y representa la misma historia, nos muestra el poder de las películas y las historias para conectar a la gente.

 

     Tras dolorosos años mudos e innumerables horas viendo las películas de Disney, Owen pronunció su primera palabra en mucho tiempo, algo que sonaba como “uvoz”. Sus padres no lo entendían hasta que se dieron cuenta de que estaba repitiendo un diálogo de La Sirenita, de una escena que le gustaba ver una y otra vez.

 

     Esa fue la primera frase de una película de Disney que Owen imitaría y también el primer indicio de su recuperación del lenguaje. Para Ron, fue un salvavidas para su hijo. Por eso, semanas después, su padre tomó un títere de Iago, el loro de Aladdin, y logró tener su primera conversación con su hijo en años, claro, imitando la voz ronca del ave.

 

     Tras nueve años sin pronunciar ninguna palabra inteligible, el pequeño se acercó a sus padres, que estaban en la cocina, y se los quedó mirando fijamente. De repente, Owen dijo: “Walter está triste porque no quiere dejar de ser un niño, como Peter Pan o Mowgli”. Había logrado no solo hablar, sino construir una frase compleja que describía algo que ni siquiera sus padres habían percibido.

 

     Con el paso del tiempo, Owen utilizó diferentes escenas de las películas para expresar sus sentimientos. Por un lado, Hérculespara no darse por vencido, El libro de la selva para querer a los amigos, y Pinocho para saber que se siente ser un niño de verdad. Para Walter: “Disney era la oportunidad de tener a Owen conmigo y hacer algo juntos”. Los Suskind entendieron, entonces, que su hijo estaba desencriptando el mundo que lo rodeaba con la ayuda de los cientos de películas de Disney que había devorado, una y otra vez desde pequeño.

 

     Aunque es una historia muy emotiva y de superación, también muestra las dificultades propias del autismo para llevar una vida normal o sin sentido… pero como dice la madre de Owen: “¿Quién define lo que es una vida sin sentido?”.

 

“…La manera en que la gente ve a los autistas es que no quieren estar cerca de otra gente. Eso está equivocado. La verdad sobre los autistas es que queremos lo mismo que todos los demás, pero a veces no sabemos cómo conducirnos y no sabemos cómo conectarnos con otros […] Ahora, cuando me miro en el espejo, veo a un hombre autista orgulloso… fuerte y valiente, dispuesto a enfrentar un futuro que es brillante y está lleno de maravillas”. (Owen)

 

Por Agostina Ibarrola

Columnista de Espectáculos

Fundación Por Igual Más

Colabora en la edición: Miriam Coronel


Article Tags: ##Autismo
0 comentarios