Argentina: Silvio Velo, símbolo de Los Murciélagos, también tiene su libro

El capitán y figura de la Selección Argentina detalló aspectos de su vida en la presentación que se realizó el pasado treinta de junio.

 

“Cuando hay voluntad no existen imposibles. Mi nombre y apellido, Silvio Velo, tienen relación con la vista y soy ciego de nacimiento; me faltó nacer en Bella Vista o Miramar, ja, ja”. Con esta frase el mejor futbolista ciego del mundo abrió su charla sobre el escenario del Teatro Opera Allianz en la presentación de su libro biográfico, mismo que ya se encuentra a la venta.

 

“Cuando hay voluntad, hay mil maneras”. Y en esas palabras Silvio reflejó ese modo suyo tan particular de tomarse la vida riéndose de las adversidades y apuntando a la superación, tal como ratificó el escritor Eduardo Sacheri, autor del prólogo de la autobiografía: “Silvio no incurre en la autocompasión, ni se solaza en la tragedia”.

 

Velo, padre de cinco hijos y a la espera de mellizos para agrandar su unida familia, contó que “podría decir que son trillizos, porque este libro es como otro hijo”. “Con mi esposa de toda la vida, Claudia, estamos expectantes por esta nueva bendición, mientras este hijo de papel se adelantó”, expresó en una presentación en la que recorrió desde su infancia pobre en San Pedro hasta su consagración internacional con la Selección Argentina para Ciegos.

 

“Éramos muy pobres, vivíamos en un rancho de barro, en una habitación mis viejos y en otra mis doce hermanos y yo. Pero tuve una niñez muy feliz, jugaba al fútbol y andaba en bicicleta, a pesar de ser ciego, con mis hermanos y amigos. No poder ver no me limitó para nada. A los 10 años fui al Instituto Rosell (escuela para ciegos), en San Isidro y ahí descubrí el fútbol para ciegos y la pelota con sonajero y me propuse ser el mejor”, relató.

 

Su trayectoria en Los Murciélagos comprende un cuarto de siglo ininterrumpido, con dos títulos mundiales conquistados. Considerado el número uno a nivel mundial, pasó de ser el Maradona del fútbol para ciegos, en la década del 90, al Messi del fútbol para ciegos en los últimos años. Apostó con férrea voluntad todas sus prácticas y sus pensamientos positivos en pos de la superación frente a un mundo aparentemente hostil.

 

Cuenta que “este libro es un proyecto que tenía desde hace un tiempo”, solamente le faltaba terminar de ordenar sus ideas y alguien que se pusiera en sus zapatos para escribirlo. “Por un llamado telefónico conocí a Eduardo Podestá, un escritor ciego de novelas policiales; me mandó uno de sus libros y me gustó mucho. En tres meses ya tuvimos el trabajo listo y así se gestó este libro que salió tal cual yo quería brindárselo a la gente”, confesó.

 

El próximo desafío para el futbolista de 45 años, con pasado en River y presente en Boca, son los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. “Lo único que me falta es el oro, ya gané plata y bronce. Disciplina y esfuerzo son fundamentales para que pueda entrenar y enfrentar a jugadores que duplico en edad. No puedo darme el lujo de dormirme en los laureles por lo que fui o gané; mi lugar en Río me lo sigo ganando por que lo sigo dando. Tengo la pasión intacta”, concluyó, con la misma humildad de siempre.

 

 

Fuente de información: Diario Klarín.

 

Imagen: ParaDeportes.


Article Tags: #personas con discapacidad #superación #Fútbol para Ciegos #Libro biográfico
Share     Report     Print Article
0 comments