Jamaica: emprendedores jóvenes y sordos están elaborando su propio café para el mundo

 

¿Qué tal un delicioso y recién tostado café Jamaican High Mountain?¿Un Honey Latte tal vez? ¿O un Nitro Cold Brew? El menú aquí puede que no sea tan poco habitual para una cafetería, pero este café es cualquier cosa menos común.

 

 

 

Carlyle Gabbidon de 27 años, y su colega Fabian Jackson de 21, son las cabezas de la empresa social Deaf Can! Coffee. Ambos sordos. Participa. Prepara. Empodera. Ese es el eslogan del emprendimiento, explicó el cofundador y mentor del proyecto Blake Widmer.  La sede de la cafetería ¡Deaf Can! está situada en Kingston, en el extenso campus del Centro cristiano para sordos del Caribe– una institución educativa con tres escuelas en la isla (las otras dos se encuentran en Montego Bay en la costa norte de Jamaica y en Knockpatrick, al oeste de la capital).  La luminosa sede, con enormes ventanas y mucha luz natural, recibió fondos para un desarrollo de energía solar de Digicel Foundation, que se dedica a asistir a la juventud desfavorecida en Jamaica. Deaf Can! Coffee fue inaugurado el 19 de marzo de 2015. Un año después, abrió un nuevo local, completamente equipado, también financiado por Digicel Foundation.

 

 

 

Aquí, los estudiantes aprenden no solo a hacer café, sino también cómo manejar todos los aspectos del negocio y a confiar en sus habilidades. En la actualidad, Deaf Can! Coffee no tiene una cafetería abierta al público; sin embargo, es un negocio muy dinámico, que empaca todo su equipo en una furgoneta y sale a la calle a servir café en reuniones, exposiciones y eventos comerciales. El negocio también vende café tostado y material de merchandising, como camisetas y tazas con su llamativo logo: dos puños uno sobre el otro, el de arriba en movimiento de trituración, que representa la expresión en lenguaje de señas jamaiquino para el café.

 

 

 

Sólidas alianzas  han sido clave para el desarrollo de Deaf Can! Coffee. El diseñador gráfico sordo Justin Forbes está trabajando en los logos de dos de sus nuevos productos, Nitro Cold Brew y Cold Coffee Energy Drink. Kemoy Campbell, ex alumno de la escuela que actualmente estudia ciencias de la computación en el Instituto de Tecnología Rochester y empresario del sector tecnológico, diseñó el dinámico sitio web de Deaf Can! Coffee, y participará en una pasantía en el verano para diseñar “terminales de autoservicio.” El precioso y brillante mostrador de caoba azul fue realizado por residentes de Jamaica Deaf Village, que aún es una obra en progreso en la zona central de Jamaica. Se trata de personas sordas que se apoyan mutuamente.

 

 

 

 

Fuente:

https://es.globalvoices.org/2016/04/23/emprendedores-jovenes-y-sordos-estan-elaborando-su-propio-cafe-con-un-objetivo-en-jamaica/


Article Tags: #trabajo #personas sordas #Deaf Can! Coffee #Jamaica
Share     Report     Print Article
0 comments
  • Pais Jamaica