Cultura de discapacidad

Aguascalientes, Ags.- Las personas con discapacidad tenemos, como cualquier otra persona, deseos, intereses, necesidades y sueños, y disfrutamos jugar, ir al parque, ver cine, asistir a la misma escuela o trabajo que nuestros hermanos y amigos.


Antes que tener dos brazos o dos piernas, de poder ver o escuchar, de que nos guste esto o lo otro, de que tengamos piel blanca o más obscura, somos personas. No nos define ni nuestros gustos ni nuestra condición sino, precisamente el ser persona. Así, no hablamos de discapacitado o de minusválido sino de persona con discapacidad. Nos define el ser personas, no el tener o no discapacidad.

Somos personas que necesitamos ser amadas y respetadas por las personas que nos rodean. Nos damos cuenta de todo lo que pasa a nuestro alrededor, aunque algunas veces no lo podamos expresar. Sentimos la aceptación y respeto de nuestras familias, maestros, compañeros de trabajo o de las personas que nos encontramos en la calle, pero también sentimos cuando nos rechazan. Las personas con discapacidad no queremos ser discriminadas sino ser parte de la sociedad, trabajar, servir a los demás y disfrutar de la vida.

Una persona con una discapacidad motora o un retraso mental no es una persona tonta, como en ocasiones algunos piensan. Nos damos perfectamente cuenta de las cosas, del trato que recibimos, y sentimos tal como cualquier otro ser humano. 

La Clasificación Internacional de la Funcionalidad (CIF) define la discapacidad como el resultado de la interacción entre una persona con una disminución (ya sea física, mental, sensorial) y las barreras medioambientales (escalones, puertas angostas, terreno irregular, etc.) y de actitud que esa persona puede enfrentar.

La Discapacidad, podemos decir, es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano (caminar, por ejemplo, sin andadera o muletas, o escuchar sin aparato especial).

La discapacidad puede ser sensorial (vista, oído, gusto), auditiva, de lenguaje, intelectual o motora, y puede tener su origen en causas congénitas (desde el nacimiento), en problemas durante el parto, en accidentes de tráfico, accidentes domésticos, laborales o de esparcimiento, o bien por enfermedad.

Hace 15 años eran pocos los que volteaban la mirada hacia nosotros, pero afortunadamente las cosas van cambiando, y aunque nos falta mucho aún, un mayor número de personas reconoce nuestra dignidad y es más comprensivo, sensible, respetuoso e incluyente.
Hoy tenemos mejores perspectivas de cara a nuestra inclusión educativa, laboral, recreativa y social en general, lo cual evidentemente hace una enorme diferencia en nuestras vidas.

Bajo la filosofía de “El amor y la ciencia al servicio de la vida” en el CRIT atienden a niños y a jóvenes de 0 a 18 años con discapacidad neuromusculoesquelética (neuro-motora, misma que abarca el 70% de las discapacidades en general e incluye lesión/parálisis cerebral, enfermedades congénitas o genéticas, enfermedades neuromusculares y osteoarticulares, lesión medular) y lo hacen a través de una rehabilitación integral promoviendo nuestro pleno desarrollo e integración a la sociedad.
Médicos en Rehabilitación, Médicos Interconsultantes (entre ellos Neurólogos, Ortopedistas, Genetistas, Médicos en comunicación humana, Nutriólogos, Pediatras), Terapeutas, Psicólogos, Trabajadores Sociales y Maestros, atienden al menor con discapacidad así como a sus padres, hermanos y familiares cercanos.

Cada familia tiene objetivos particulares a lograr, y son ya más de 4,500 las familias que han recibido atención en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) Aguascalientes desde hace nueve años en que inició su operación. Y 1,250 familias han concluido ya su proceso de rehabilitación habiendo logrado los objetivos particulares que se establecieron.
Con amor, deseo, constancia y esfuerzo sostenido beneficiamos a los demás y logramos grandes cosas en nuestra vida. Sigamos demostrando que somos una sociedad fuerte, incluyente, solidaria y progresista.


Fuente: http://www.desdelared.com.mx/noticias/2012/1-opinion/0228-discapacidad-crit-053889864.html

Article Tags: #inclusión #discapacidad #testimonio #cultura #cultura de la discapacidad
0 comentarios