En esta columna rescatamos los relatos, las prácticas, los valores y la voz de las personas con discapacidad. Son ellas mismas quienes nos cuentan todo lo que hacen en su día a día, sus sueños, proyectos desarrollados y los desafíos que enfrentan y superan cada día. La mirada en la CAPACIDAD es el hilo conductor de estas historias. ¡Conocelas!

Georgina Quirino: “La música en mi vida es como mi segundo lenguaje”

Georgina es literalmente un canto a la vida. Esta joven ciega oriunda de la capital nacional del maní (Hernando, en la Provincia de Córdoba, Argentina) es Locutora, Profesora de Música y, actualmente, codirige el Coro Juvenil Municipal. Además, trabaja en diferentes rubros y lugares, todo lo que aumenta día a día su experiencia.

 

 

Su comida preferida son los ravioles con salsa y la chocotorta y, su  color favorito, es el rojo, aunque le gusta tanto que, según nos contó, tiene que tener cuidado al elegir cómo vestirse para no parecerse a Caperucita Roja.

 

Le encanta el invierno por varias razones: para estar calentita, abrigada, acostarse a jugar en la pc, mirar TV, escuchar música y porque en el verano detesta que la despierten los mosquitos e insectos. Está  comprometida con Bruno y están a la espera de pronto poder casarse.

 

 

Admira a Soledad y a Natalia Pastorutti porque poseen y transmiten grandes valores como la humildad y sencillez, la lucha constante, la virtud de preocuparse por formarse a pesar de tener éxito y por transmitir el amor a las raíces. Las sigue desde 1996, asistió a recitales y tuvo varias oportunidades de charlar con ellas y compartir bellos e inolvidables momentos.

 

Hasta aquí sólo un breve resumen de la vida de Georgina. A continuación podrán conocer los desafíos que superó y su mirada de la discapacidad. Vale la pena tomarse un tiempo y leer esta nota completa que, con la prolijidad de una artista, relató al son de su música.  

 

 

 

 

Mi nombre es Georgina Quirino, tengo 30 años, soy ciega, nací el 19 de noviembre de 1984, fui prematura porque me faltaban 2 meses y medio de gestación. Por esa razón me pusieron en incubadora y el oxígeno quemó mis retinas. Mi familia se compone de mi papá Gerardo, mi mamá Liliana, mi hermano Emiliano y mi cuñada Vanesa. Estoy de novia hace un año y  8 meses con Bruno, de la ciudad de Oliva, Córdoba, Argentina. Él es Analista en Sistema y también es ciego. Hace unos meses nos comprometimos, así que estamos a la espera de un trabajo que nos permita casarnos y formar una familia. ¡Ojalá podamos concretar esos anhelos pronto!

 

Luego de terminar mis estudios en la secundaria del Instituto Divino Corazón de mi ciudad, al cual asistí desde los tres años, hice un curso de locución en 2003 en el Instituto Mariano Moreno en la ciudad de Córdoba. En el año 2000 y hasta 2002 incursioné en una de las radios de mi ciudad haciendo junto a dos amigas “Sentimiento Nacional”, un programa dedicado al folclore joven.

En 2008 comencé a estudiar Profesorado de Artes en Música en el Conservatorio Juan José Castro de la ciudad de Río Tercero. También comencé el mismo año la carrera de Canto Lírico, aunque era difícil cursar las dos, así que decidí poner todas mis energías en el Profesorado y llegué a terminar tercer año de canto lírico. En 2011, antes de terminar el Profesorado, trabajé como profe de música en dos escuelas rurales de nivel primario. ¡Fue una bellísima experiencia! También desde que me recibí tuve la oportunidad de hacer suplencias en diversas escuelas de mi ciudad.

 

En marzo de 2012 me recibí de Profe de Música. En la actualidad estoy cursando el segundo y último año del Postítulo de Especialización Docente en Educación y Tics para nivel secundario dictado por el Ministerio De La Nación.

 

A la mañana me levanto relativamente temprano, según qué actividades tenga para hacer. Desayuno y luego de revisar las redes sociales y mail en mi pc, salgo a la calle. Hace 15 años que trabajo en “la Boutique de la carne, (la carnicería y mini mercado de mis papás). Allí hago milanesas todos los días por la mañana, cobro en la caja con la ayuda de mis papás que me dicen el valor de los billetes que me entregan los clientes, limpio, voy a pagar impuestos, etc. También vendo cosméticos y fragancias internacionales por catálogo, tanto en el negocio de mis papás como a clientes particulares. Por la tarde trabajo en los Servicios Sociales de la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos y sociales de Hernando Limitada. Estoy allí por un año, de lunes a viernes de 15.30 a 19.30 ya que salí sorteada en el Plan Provincial Primer Paso (PPP). Para los que no lo conocen, dicho plan consiste en trabajar 20 horas semanales en una empresa durante un año. El objetivo es que las empresas puedan tomar como efectivos a dichos empleados si así lo desean. Me encanta este trabajo, ya que pude aprender nuevas cosas y conocer otros ámbitos laborales.

 

 

También los días jueves dicto clases junto a una colega en el Coro Juvenil Municipal de mi ciudad. Tuve la oportunidad en 2012 de refundar este coro junto al director del coro de adultos. En la actualidad, Nadia y yo somos las directoras y, si bien por ahora son pocos alumnos, es una experiencia única que nos permite disfrutar haciendo música, aprendiendo a que si trabajamos en equipo lograremos buenos y mejores resultados. El mismo día por la noche, asisto al coro municipal de adultos al que concurren personas de variadas edades. Este coro es dirigido por Ariel Rodríguez. Es un lindo grupo con el que viajamos, compartimos gratos momentos y cosechamos grandes amigos.

 

 Disfruto los fines de semana con mi novio y mi familia. Con Bruno disfrutamos de salidas a comer o visitar a amigos, jugamos a la play, a juegos de mesa  o en la pc, nos encanta pasar tiempo con mi ahijada Ana Clara de 14 años y también con los tres sobrinos de Bruno, miramos películas tomando café, etc. ¡Nos encanta compartir mucho tiempo juntos!

 

La música en mi vida es como mi segundo lenguaje. Siento que ella es la única que puede expresar perfectamente mis sentimientos, mis estados de ánimo y mis verdades. Amo cantar y siento que, como dice una canción, es “mi voz mi amiga, mi espada, mi compañera incansable, mi identidad, mi fortuna, mi corazón palpitante”. Es por eso que me decidí a ser profesora de música, porque quiero poder transmitir eso a mis alumnos, que puedan descubrir este lenguaje, apropiarse de él, expresarse, comunicar, sentir y recorrer ese universo lleno de vivencias que nos regala solamente ella, ¡la música!.

 

El camino que recorrí para recibirme no fue fácil, ya que debía viajar todos los días 100 kilómetros ida y vuelta al conservatorio, no tenía idea de cómo se utilizaba la musicografía braille por lo que me aprendía las partituras de oído, copiándolas como podía o inventando junto a un profesor un sistema que se basaba en el cifrado americano. Este sistema ayudó a que los profesores pudieran corregir mis trabajos o facilitarme material en documentos de Word. También debía digitalizar yo los materiales de estudio porque muy pocos profesores estaban dispuestos a hacerlo. Este material no siempre era legible ya que estaba subrayado o contenía imágenes y era necesario copiar a mano las partes que faltaban. Pero Dios puso en ese momento a una persona en mi camino que, aunque ya no forma parte de mi vida, fue de gran ayuda para mí. También tuve la fortuna de encontrar en mi curso a amigos y colegas que valen oro y que hasta hoy, siempre están y nos ayudamos y apoyamos cuando nos necesitamos.

  

Creo que es necesario que volvamos como sociedad a los valores, a aceptarnos tal cual somos; con defectos y virtudes, que dejemos de lado el individualismo y volvamos a mirar al otro y a pensar en el otro, a respetarnos entre nosotros, a ponernos en el lugar de los demás, a ser solidarios, y a rescatar las virtudes y capacidades de cada persona.

 

Las personas con discapacidad necesitamos que ya no nos miren como víctimas de nuestra discapacidad, sino que se dejen de lado los prejuicios y nos brinden oportunidades académicas y/o laborales que nos permitan ser personas independientes, con un trabajo digno y con más oportunidades de realizarnos como personas. Siempre digo que las personas con discapacidad somos prejuzgadas porque nuestra discapacidad casi siempre es visible, pero ¿quién no tiene alguna incapacidad para hacer alguna cosa, (dibujar, cocinar, para las matemáticas, etc.)?

 

Desde mi lugar sólo puedo decir que está en nosotros tomar fuerzas y encontrar las llaves para ir abriéndonos puertas cada día, para alcanzar nuestras metas y sueños. Sólo depende de nosotros encontrar la manera y las herramientas para hacerlo, porque no hay una única manera de hacer las cosas, siempre podemos encontrar nuestra propia clave, lo importante es volver a levantarnos y querer llegar y transformar nuestro presente para construir nuestro futuro.

 

 Pueden escuchar algunas canciones de Georgina en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=ZnGB9BZf_n4&feature=youtu.be&a

 

También podés escuchar la entrevista que le hicimos en radio María en este enlace

 

Por Ana Argento Nasser

Equipo de Prensa de Por Igual +

Colabora en la edición junto al Equipo de Prensa: Miriam Coronel


Article Tags: #personas con discapacidad #derechos #arte #música #trabajo #superación #estudio #Ana Argento Nasser #Georgina Quirino #canto #valores #Dios #fe
Share     Report     Print Article
0 comments